¿Cómo Bajo El Costo De Mis Anuncios?

In Artículo by Armando J. Perez-CarreñoLeave a Comment

A veces obtienes excelentes resultados con tus campañas, otras veces los resultados no son tan favorables. Pero lo que siempre es cierto es que te gustaría disminuir el costo de tus anuncios para obtener aun más resultados.

¿Qué puedes hacer para lograrlo?

El costo de los anuncios depende de muchos factores, entre ellos: competencia, calidad de los medios (imágenes, videos), relevancia del mensaje, segmentación adecuada, necesidad existente, etc.

Ajustando cualquiera de los factores mencionados puede aumentar tu rendimiento; sin embargo, hay algo aun más sencillo que puedes hacer independientemente de todo lo demás que te ayudará a mejorar tus resultados.

Y eso es…

Dejar de vender en frío

¿Pero qué es vender en frío?

Sencillo: ofrecer tu producto o servicio directamente a una persona que jamás ha escuchado de tu negocio o tu marca.

¿Qué es lo opuesto a vender en frío?

Crear una relación con tu cliente potencial primero, aprender sobre sus necesidades y después ofrecerle un producto o servicio que la resuelva.

Recomendación

Antes de crear una campaña de “venta” donde simplemente le estás poniendo un anuncio de venta frente a sus ojos, intenta correr primero una campaña de “atracción” donde llegas a un público específico y le ofreces un imán de prospecto. Algo de valor (generalmente información) que le ayude a acercarse a la solución de su necesidad actual.

Le puedes dar material educativo (en video, en PDF, en audio, etc) donde le enseñas cómo sería su vida si su problema fuera resuelto y le explicas los pasos que debe tomar para llegar del punto A al punto B.

Esto se lo ofreces a cambio de su información (nombre y correo por ejemplo), de manera que le envíes el material gratuito por correo (y tengas otra forma de contactarlos).

Lo interesante es que a partir de que ellos consumen esa información, suceden varias cosas en automático:

  1. Ya saben más sobre lo que necesitan para resolver su necesidad (pueden tomar mejores decisiones informadas).
  2. Por tu buena voluntad (les diste algo gratis), confían en ti y en tu marca.
  3. Si les diste información de calidad, te considerarán como un experto en el tema.
  4. Ahora tienes un nuevo prospecto calificado (y sus datos para contactarlo).

En este punto, tienes dos opciones:

  1. Le das seguimiento por correo o el método de contacto que hayas elegido y cierras la venta.
  2. Creas una campaña secundaria que le muestre (ahora sí) un anuncio de venta de tu producto o servicio a las personas que ya recibieron el material inicial.

 

Prueba este tipo de estrategias y verás cómo el rendimiento de tus campañas aumentará y la calidad de tus clientes potenciales aumentará también.

¿Quieres empezar a crear campañas con el pie derecho?

Te recomiendo el libro: “La Guía Esencial de Anuncios en Facebook” que te lleva de la mano por todo este proceso a detalle para que empieces con tus anuncios bien desde el comienzo.

La Guía Esencial de Anuncios en Facebook (Segunda Edición)

Deja un comentario